7 pasos para ser parte de una comunidad dentro de la Iglesia

Encontrar una comunidad dentro de la Iglesia es una experiencia gratificante que te permitirá crecer espiritualmente y conectarte con otras personas que comparten y seguro buscan lo mismo que tú.  

El primer lugar en el que nosotros formamos parte de un grupo de personas, fue yendo en busca del Sacramento de la confirmación, de ahí en nuestro retiro y, por medio de varias actividades, nos dimos cuenta que al fin nos habíamos encontrado con este Jesús del que tanto hablaban pero que no conocía, por primera vez yo (Lore) lo vi frente a frente en el sagrario en medio de mi retiro de confi y desde ahí sentí el llamado de quedarme con Él para siempre. ¿Cómo sería? ¿A dónde iba? No lo sabía realmente y fue así como esta gran historia comenzó a escribirse. Con decirles que Diego llegó a la parroquia para aprobar el curso de religión en el colegio, su profesora lo trajo. Es así como Jesús busca las formas para encontramos y disfrutar de este lugar que tenemos dentro de la Iglesia. 

Asimismo, después de la confirma tuvimos una invitación par ser catequistas Diego de Primera comunión y yo de Confirma, aprendimos que en cada confirmante estaba Jesús y fue así que, poco a poco, nos dijeron que si queríamos crecer en la fe y ser instrumento de Jesús teníamos que tener una fuente, no podíamos dar lo que no teníamos y así fue como llegamos al Camino Neocatecumenal un carisma dentro de la Iglesia Católica que, dentro de nuestra Parroquia, era la más grande y gratamente formativa, una comunidad donde se hace el trípode (Palabra, Eucaristía y Convivencia). Y empezamos a caminar, al inicio un poco complejo, pero hoy en día es parte de nuestra semana. 

Pero claramente esa es nuestra historia hay muchas otras realidades parroquiales de las cuales podrías ser parte, es por ello que aquí tienes algunos pasos para ayudarte a encontrar esa comunidad que está esperando por ti:

  1. Encuentra una parroquia o capilla cercana: Investiga y busca la parroquia o capillas dentro de tu área vivencial. Puedes hacerlo a través de internet, preguntando a amigos o familiares, o consultando a Sacerdotes o Religiosas.
  1. Asiste a los servicios: Una vez que hayas identificado una iglesia que te interese, asiste a sus servicios regulares (lecturas, limosna, etc..). Esto te permitirá conocer la atmósfera, la enseñanza y las diferentes comunidades que se desarrollan dentro de esa parroquia o capilla.
  1. Participa en actividades de la iglesia: Las iglesias suelen organizar eventos y actividades para los miembros, como programas de voluntariado, actividades caritativas, grupos de jóvenes, grupos de mujeres u hombres, entre otros. Participar en estas actividades te brindará la oportunidad de conocer a otras personas de esa parroquia o capilla.
  1. Habla con un sacerdote o religiosa(o): Si estás interesado en unirte a una comunidad específica dentro de la Iglesia, como un grupo de estudio, un grupo de jóvenes o un grupo de voluntariado, comunica tu interés al Párroco, donde puedes pedirlo por medio de una cita con la secretaría parroquial. Ellos podrán proporcionarte información sobre cómo unirte a ese grupo en particular o con quién debes contactarte. 
  1. Establece relaciones: A medida que asistas regularmente a los servicios y participes en actividades, tómate el tiempo para conocer a otros miembros y establecer relaciones. No dudes en conversar con personas después de los servicios o en las actividades sociales, es fundamental.
  1. Sé abierto y participativo: Para encontrar una comunidad dentro de la Iglesia, es importante ser abierto y participativo. Comparte tus pensamientos y experiencias, escucha a los demás y muestra interés y respeto genuino por los demás miembros.
  1. Mantente en Oración: La oración también es fundamental para encontrar una comunidad dentro de la Iglesia. Pide a Dios que te guíe y te ayude a encontrar el grupo o la comunidad que mejor se adapte a tus necesidades espirituales y donde puedas crecer en la fe. 

Recuerda que la Iglesia tiene un lugar que está esperando por ti, por lo que puede llevar tiempo encontrar la que mejor se adapte a ti. No tengas miedo de visitar y conocer diferentes carismas y grupos dentro de la Iglesia para encontrar la comunidad que te haga sentir más pleno y conectado con Jesús. 

Aprovechamos este artículos para invitarlos a que sean parte de una comunidad, no tengan miedo de ser parte de la Iglesia, créannos que ahí fue donde encontramos a los que hoy en día son nuestros mejores amigos y testigos de Matrimonio, a veces pensamos que es mejor estar solos o que todos los que están dentro de la Iglesia son personas perfectas y que tú no cabes ahí, hoy rompemos ese pensamiento erróneo y te confirmamos que dentro de la Iglesia no hay personas perfectas, al contrario hay personas que luchan día a día por su conversión.

Por otro lado, estamos llamados a vivir en comunidad y solos, solitos, solos no podemos salvarnos y ser Santos. Estamos hechos para cosas realmente grandes, no te conformes con tan poco, mucho menos estando solo y creyendo que eso es más que suficiente para ser feliz, porque te doy una buena noticia “¡NUNCA ESTÁS SOLO(A)!” Jesús siempre camina contigo y María también y ellos jamás te abandonan por más que las cosas se pongan muy buenas y bonitas, están ahí, y cuando las cosas se ponen difíciles y complicadas también lo están. 

Aquí les dejo un link que complementa lo expuesto líneas arriba y que realmente estamos llamados a formar comunidades y que por medio de nuestro día a día seamos luz y motivación de formar parte de nuevas comunidades. Evangelicemos con + actos y con – palabras. 

¡Aprendamos a formar comunidad! 

Como dijo Papa Francisco:

“No estamos llamados a vivir los unos sin los otros, por encima o contra los demás, sino los unos con los otros, por los otros y en los otros”.

¡Pon en práctica, cada paso!

Con mucho aprecio.

Lorena y Diego

@quelamornosacompane.blog

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

artículos relacionados