Ámate a ti: Retos de vivir el amor propio

¿Amor propio? Un tema del que muchos hablan: Podcast, charlas TED, tik tok, entre otras publicaciones en redes sociales y medios digitales han centrado su interés en tratar de dar respuesta y herramientas para promover el amor propio.

A pesar de lo anterior, este es un tema que sigue despertando inquietud, especialmente por la realidad que se vive hoy en día, donde tanto hombres como mujeres se siguen preguntando cómo establecer relaciones más sanas con ellos mismos y con los demás

En ocasiones, las personas han podido comprender lo que es el amor propio pero aterrizarlo a su realidad resulta bastante difícil. Es por esto que hoy te queremos compartir algunos retos que se pueden presentar, buscaremos proponerte algunas preguntas que te permitan identificar si estos retos hacen parte de tu experiencia y de esta manera que esto sea un un punto de partida para seguir trabajando en el tema. Algunos de estos retos han sido una conclusión de nuestra experiencia como terapeutas y de diferentes estudios que hemos hecho sobre el tema ¡ya que nos apasiona!

Heridas de nuestra historia 

Muchos de nuestros pacientes llegan a consulta compartiéndonos que desean tener mayor seguridad en ellos mismos y una mejor autoestima y por más de que lo intentan, consideran que no han obtenido los resultados esperados. Tal vez esto se ve reflejado en sus relaciones con otros donde hay celos, necesidad de control y otros comportamientos que no construyen vínculos sanos.

Frente a lo anterior, es importante preguntarse qué tanto las personas han hecho un trabajo de reconocer y trabajar sobre las heridas de su propia historia. No se trata de pensar que nuestras heridas determinan quienes somos, tampoco de pensar que no hay posibilidad de tener comportamientos o creencias más sanas que conduzcan a la construcción de un mayor amor personal, pero sí es importante trabajar sobre estas. La gran mayoría de personas que les cuesta la relación consigo mismos, tienen de base una historia donde han construido la idea de ser insuficientes y tal vez sus dinámicas familiares y sociales influyeron en esa creencia. Un ejemplo puede ser, cuando a temprana edad te comparaban con tus hermanos, o cuando en tu casa era usual hablar sobre el cuerpo de otros de manera despectiva, o si viviste una situación de rechazo en tu vida escolar.  

Lo anterior, se vuelve prioritario reconocerlo y trabajar sobre esto para ir sanando cada una de estas heridas que han promovido ciertas creencias en ti que contribuyen a que te cueste amarte a ti mismo(a). Muchas veces pasamos por estas situaciones que nos marcan, nos dejan una ruptura interior y nunca nos detenemos a pensar cómo esto nos afecta hoy día. Las heridas que tenemos normalmente no se ven físicamente, pero se hacen evidentes en nuestros comportamientos disfuncionales en nuestras vidas.

Algunas preguntas que pueden ayudarte:

  • ¿Qué tan seguro(a) me siento de mí mismo(a) con relación a mi físico, inteligencia y otras dimensiones que quiero considerar?
  • ¿Qué experiencias de mi historia han contribuido a lo anterior?

Mensajes del entorno social 

Particularmente estamos viviendo en un entorno social retador, donde realidades como la cultura de la dieta, la competencia por el estatus económico, los famosos “haters” en las redes sociales, entre otros, se encuentran visibilizando cada vez más la necesidad de identificar y trabajar sobre aquellas prácticas sociales que no contribuyen a tener mayor amor propio

Es común que entre nuestros grupos de amigos o compañeros de trabajo se haya normalizado una cultura de opinar sobre los demás, en ocasiones haciendo referencia de manera despectiva o burlesca sobre el físico u otras características de otros. Incluso, muchos de los llamados “memes” o “stickers” que podemos llegar a usar con el ánimo de generar un chiste, o llamar a otros como “bajito”, “gordito”, “flaquito”, pueden estar promoviendo esta cultura de subvalorar lo que somos. Incluso hay muchas personas que recibiendo estos mensajes que los lastiman, les cuesta poner un límite a los demás por temor a la impresión que esto pueda causar en su círculo social y pueden llegar a guardar silencio o hasta reírse de algo que realmente los hiere. 

Frente a lo anterior, puede ser que muchas de estas acciones no las hacemos con el propósito de lastimar a otros o incluso muchas de estas se han llegado a normalizar, es por esto, que es necesario tomar consciencia de las conversaciones que estamos teniendo con otros con el fin de que estas puedan responder a crear entornos más saludables. 

Algunas preguntas que pueden ayudarte:

  • ¿En mi familia y círculos cercanos qué acciones o comentarios pueden estar contribuyendo a generar ambientes que no promueven el amor propio?

Acoger y abrazar cada proceso

Definitivamente el tener mayor amor propio es uno de los retos más grandes que pueden vivir los seres humanos a lo largo de su vida.

Desde nuestra propia experiencia, podemos afirmar que el tener un sano amor propio requiere atravesar un camino, sanar heridas y a veces cuesta comprender que es un proceso. La cultura de la inmediatez donde vivimos actualmente, e incluso muchos medios y profesionales que prometen “técnicas” inmediatas, contribuyen a que las personas crean que el amor propio es algo que se alcanza de manera inmediata. Justamente, por el hecho de ser seres humanos, con todas las historias y experiencias que nos acompañan, hacen que tener amor propio sea tal vez un tema para trabajar a lo largo de toda nuestra vida. Incluso, teniendo presente lo anterior, pueden existir momentos donde las personas tengan mayores recursos emocionales donde tienen mayor amor propio, se sienten con mayor seguridad con ellos mismos y sostienen relaciones más saludables con otros y existen otros momentos donde esto resulta más retador. 

Dado lo anterior, siempre nos gusta recordarle a nuestros pacientes que el amor propio empieza con comprender que todos estamos en un proceso y es importante abrazarlo y acogerlo

Algunas preguntas que pueden ayudarte:

  • ¿Qué puedo hacer en mí realizar para abrazar y acoger lo que me cuesta de mi mismo(a)?

Medios no adecuados

Por último, uno de los mayores retos que identificamos en las personas que desean tener mayor amor propio es que utilizan los medios no adecuados para alcanzar este fin. En muchas ocasiones, las personas al no conocerse lo suficiente y en su intento de tener mayor seguridad en ellos mismos, usan medios externos como el dinero, el cuerpo, involucrarse en una relación, ente otros; los cuales no es que sean malos, sino que cuando se usan con un fin para el cual no fueron pensados llevan a generar más heridas y se alejan de lo que es realmente el amor propio.  

Frente a esto, es importante detenerse a identificar cuáles son esos medios que se están utilizando para ir avanzando en el proceso de sanar sus heridas y tener mayor amor propio, finalmente aquellos medios que están puestos en algo externo pueden “aportar” transitoriamente pero no obtendrán resultados a largo plazo. 

Siempre ante este tipo de realidades donde las personas tienen dificultades con tener mayor amor propio, alentamos a tener un proceso tanto psicológico con un profesional en el tema como espiritual.  Te invitamos a revisar artículo Ir al psicólogo no es de locos: algunas razones para ir a terapia

Algunas preguntas que pueden ayudarte:

  • ¿Qué medios estoy poniendo en mi vida para tener mayor amor propio?

Finalmente, esperamos que puedas detenerte en revisar cada uno de los retos anteriores y las preguntas planteadas. De igual manera, si consideras que alguien cercano a ti, ya sea tu pareja, algún familiar o un amigo cercano viene enfrentando algunos de estos retos, recuerda que tú tienes mucho por aportar, ya que, a pesar de que seguramente no eres el profesional que lo puede acompañar en su proceso, el hecho de generar un ambiente seguro y sano puede generar grandes avances en su proceso. Te invitamos a revisar Cómo promover el amor propio en una relación de pareja

Te invitamos a escribirnos en nuestro instagram si tienes alguna pregunta. 

Isa y Gary de @volveraloesencial

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

artículos relacionados