¿Cómo sacarle provecho a la etapa de soltería?

Hoy en día solemos relacionar la soltería con un estado o una etapa que definimos como solitaria, triste, negativa. Entonces podemos llegar a pensar que la soltería no tiene nada bueno y, por ende, quizás dudar del título del artículo: ¿cómo le voy a sacar provecho a algo que no es positivo? 

Daremos respuesta a esa pregunta pues hay muchas cosas que no te dicen de la soltería y aquí las vamos a desarrollar, pero para ello, vamos a hacer una analogía entre un viaje y la soltería; vamos a imaginar que somos mochileros.

Todo mochilero necesita llenar su mochila de diferentes herramientas, artículos y demás cosas que le son indispensables para su viaje, sin embargo, antes de alistar la mochila, necesita definir el destino al cual quiere llegar.

Hoy tu destino será la mina de Diavik, una mina de diamantes en Canadá que llenará de experiencias increíbles y maravillosas tu vida.

Ahora, pensando en la vida real, toma un tiempo para definir tu destino. ¿Cuál es tu meta de vida ¿A dónde quieres llegar? ¿Cuáles son tus proyectos personales que crees que te harán sentir pleno el día de mañana?

Al analizar estas preguntas ¿pensaste en Dios?

“Donde no hay dirección divina, no hay orden; ¡Feliz el pueblo que cumple la ley de Dios!” Prov. 29,18.

Puedo tener mil proyectos de vida, pero sin Dios en nuestro camino, sin Jesús en nuestra vida, sin mi fuente de agua viva, nada tendré. Dios en su infinito amor, conoce los anhelos de tu corazón, pero desea que le hagas partícipe de tus metas, quiere alegrarse contigo en tus victorias y abrazarte y consolarte en tus derrotas. 

Retomemos nuestro viaje a la mina, ¿ya tienes lista tu mochila, esa que te acompañará durante todo el camino al destino que nos espera? Una vez reconocido el destino es más fácil empacar lo que necesitas. 

¿En la vida real tenemos una mochila? La respuesta es sí, hay herramientas que hemos adquirido por herencia de nuestros padres o de nuestros seres queridos con quienes nos hemos rodeado desde que somos pequeños, por ejemplo: prejuicios, valores, educación, perspectivas, heridas, entre otras cosas. 

Cuando crecemos y con el paso de los años, iremos llenando nuestra mochila de cosas que, creemos, son necesarias para alcanzar nuestras metas o simplemente durante el camino, viviremos experiencias que darán forma a esas herramientas siendo parte de esa mochila que cargamos de camino a nuestro destino.

Por lo tanto, pensando en tu vida ¿qué cosas has heredado de tu familia y allegados que crees que te ayudarán a alcanzar ese proyecto de vida? ¿Qué experiencias has vivido que a tu parecer te ayudaron a crecer como persona y te llenaron de aprendizaje para alcanzar esas metas?

¿Es suficiente eso que tienes? ¿Qué herramientas te faltan por echar en la mochila para lograr tus objetivos?

Volvamos a la analogía, tenemos listo el destino, tenemos lista la mochila ¿y ahora qué hacemos? ¡Ponernos en marcha!

Un sueño sin acción se convierte en frustración. De nada sirve soñar con grandes metas y objetivos que llenarán tu vida de felicidad y plenitud, si no trabajas por alcanzarlos, si no trabajas por dar los pasos necesarios para hacerlos realidad.

El ocio es el peor enemigo de tus sueños y la mayor herramienta del enemigo. Una mente ociosa se vuelve peligrosa no solo para tu proyecto de vida, sino también para tu crecimiento espiritual. El enemigo entra por medio de nuestros pensamientos de una manera más fácil cuando estamos perezosos, cuando no buscamos mantenernos activos y en constante crecimiento para alcanzar nuestras metas, es así como el Señor nos brinda en su palabra el siguiente mensaje:

“El que trabaja dominará, el perezoso será dominado” Prov. 12,24.

¿Cómo puedo entonces sacarle provecho a esta etapa de soltería?

  1. Formarte, busca crecer intelectualmente, profesionalmente, económicamente, etc
  2. Buscar espacios para aumentar tu espiritualidad (Vivencia de Sacramentos, un grupo, etc).
  3. Más altruismo y menos egoísmo, busca servir a los demás.

Mantente activo, busca siempre un constante crecimiento, llena tu mochila de herramientas que te ayuden a alcanzar tus sueños y no permitas que la pereza se vuelva un compañero de viaje.

Tu destino son las minas de Diavik, tus sueños, tus metas y tu proyecto de vida, se alcanzará sí o sí al trabajar por ello, al ponerte en acción. Tu mochila te acompañará durante todo tu viaje, a veces se llenará de cosas que te sirven y a veces te tocará vaciarla de aquello que hace más pesado y lento tu caminar. Y es ahí donde te darás cuenta que la mina diamantes de Diavik eres tú mismo, que necesitas ir primero a ti antes de buscar cualquier otro destino.

Sin importar nuestra vocación (sacerdocio, vida religiosa, matrimonio) todos somos un don y tener llena nuestra mochila nos permite lograr ese propósito.

Todas las vocaciones pasan por el estado de soltería y este tiempo define mucho de lo que será nuestra vocación.

Pudimos haber aprovechado el tiempo para “preparar la dote” creciendo en riqueza profesional, espiritual, económica, etc, o haber dejado el tiempo correr y haberlo desperdiciado. 

Nosotros utilizamos nuestro tiempo de soltería para cultivarnos (libros, vida pastoral activa, ser profesionales, etc) y ahora en el matrimonio es que estamos empezando a cosechar todo eso. 

Cultivar no fue fácil, en ocasiones permitimos que llegara la cizaña a nuestro campo, pero Dios en su infinita gracia lo limpió y sanó.

Ahora que estamos casados y cuando vienen las dificultades podemos ir a nuestra mochila y buscar qué herramienta utilizar y no saben la tranquilidad que da poder hacer eso, tenemos unas herramientas en común, otras no, y eso nos da más riqueza. Vivimos con la confianza de que si nos damos cuenta de que nos hace falta una herramienta el Señor en su infinita misericordia la proveerá y que somos un gran equipo que se esforzará por obtenerla.

Aún seguimos sembrando y cultivando, nuevos retos aparecen y hay que estar listos para hacerles frente, procuramos seguir llenando nuestra mochila para cada uno, para el otro y los demás.

Te invitamos a darle un vistazo a tu mochila y a llenarla de aquello que necesitas.

Familia Fernández Chacón

@eltallerdesanjoe.cr

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

artículos relacionados